MÁQUINAS SIMPLES


SIMPLES.png

MÁQUINAS SIMPLES: son aquellas máquinas que le permiten al hombre realizar el trabajo en un sólo paso. Las máquinas simples se pueden clasificar en tres grandes grupos que se corresponden con el principal operador del que derivan: palanca, plano inclinado y rueda.

La palanca es un operador compuesto de una barra rígida que oscila sobre un eje (fulcro). Según los puntos en los que se aplique la potencia (fuerza que provoca el movimiento) y las posiciones relativas de eje y barra, se pueden conseguir tres tipos diferentes de palancas a los que se denomina: de primero, segundo y tercer género (o grado). El esqueleto humano está formado por un conjunto de palancas cuyo punto de apoyo (fulcro) se encuentra en las articulaciones y la potencia en el punto de unión de los tendones con los huesos; es por tanto un operador presente en la naturaleza. De este operador derivan multitud de máquinas muy empleadas por el ser humano: alicates, tijeras, pata de cabra, carretilla, remo, pinzas... Se clasifican así:


DE PRIMER GÉNERO
En las palancas de primer género el punto de apoyo está entre el peso y el lugar de aplicación de la fuerza.
primer.png
DE SEGUNDO GÉNERO
En las palancas de segundo género el peso se encuentra entre el apoyo y el lugar en el que hacemos la fuerza. (El peso que lleva la carretilla está entre la rueda que actúa como apoyo y la fuerza que hace el obrero.)
segu.png
DE TERCER GÉNERO
En las palancas de tercer género la fuerza se aplica entre el punto de apoyo y el peso.
terc.png

El plano inclinado es un operador formado por una superficie plana que forma un ángulo oblicuo con la horizontal. Las rampas que forman montañas y colinas son planos inclinados, también pueden considerarse derivados de ellas los dientes y las rocas afiladas, por tanto este operador también se encuentra presente en la naturaleza. De este operador derivan máquinas de gran utilidad práctica como: broca, cuña, hacha, sierra, cuchillo, rampa, escalera, tornillo-tuerca, tirafondos...
plano.png
RUEDA.jpgLa rueda es un operador formado por un cuerpo redondo que gira respecto de un punto fijo denominado eje de giro. Normalmente la rueda siempre tiene que ir acompañada de un eje cilíndrico (que guía su movimiento giratorio) y de un soporte (que mantiene al eje en su posición). Aunque en la naturaleza también existen cuerpos redondeados (troncos de árbol, cantos rodados, huevos...), ninguno de ellos cumple la función de la rueda en las máquinas, por tanto se puede considerar que esta es una máquina totalmente artificial. De la rueda se derivan multitud de máquinas de las que cabe destacar: polea simple, rodillo, tren de rodadura, noria, polea móvil, polipasto, rodamiento, engranajes, sistema correa-polea...